Cómo entrenar como una atleta de alto rendimiento

¿Llevas tiempo entrenando y tienes buenos resultados? ¿Te gustaría ir un paso más allá y mejorar todavía más? Entonces a continuación te contamos los mejores secretos para que sepas cómo entrenar cómo una atleta de alto rendimiento de la mano de nuestros mejores expertos.

Cuidarse siempre

En primer lugar resulta fundamental si quieres entrenar como un atleta de alto rendimiento el llevar una alimentación saludable. La energía es fundamental para poder rendir al máximo en el deporte tanto a nivel físico como a nivel mental y para ello resulta básico comer de forma balanceada para conseguir aumentar dichos niveles de energía y mejorar la recuperación logrando asimilar mejor todos los entrenamientos, desde los de alta intensidad hasta los más relajados. La hidratación es otro de los puntos que no puede descuidar un atleta de alto rendimiento. Como mínimo se deben consumir dos litros de agua diarios y complementarlos con bebidas altas en electrolitos para mantener el correcto funcionamiento del organismo. Si no se consume agua en las proporciones adecuadas el rendimiento puede verse altamente perjudicado.

Además es importante adaptar siempre los nutrientes y los macros (la ingesta de grasas, carbohidratos y proteínas) a los diferentes días de entrenamientos para poder aprovechar al máximo cada actividad física y optimizar el rendimiento.

Variar los entrenamientos

Seguro que te has dado cuenta de que si llevas tiempo practicando los mismos entrenamientos al principio habrás progresado muy rápido, pero en un punto, como nos explican desde GranAtleta, te habrás estancado: tus marcas no mejorarán si eres corredor y serás incapaz de levantar más peso si te dedicas al gimnasio y a ejercicios de fuerza.
Esto tiene una explicación muy sencilla y es que para seguir mejorando y optimizando tu rendimiento tienes que estimular a tu cuerpo y forzarlo a llegar a sus límites variando tus entrenamientos. Es por ello que los deportistas que juegan a fútbol, por ejemplo, también entrenan la fuerza y el cardio y los corredores se permiten hacer algunos días de entrenamientos cruzados con gimnasio, natación o ciclismo. Además dentro del mismo deporte también debes alternar entrenamientos diferentes como las series, los fartleks o los rodajes largos si eres corredor ya que variando los entrenamientos y llevando a tu cuerpo al límite anaeróbico es la única forma en la que conseguirás mejorar y entrenar como un atleta de alto rendimiento. Para ello es interesante preparar diferentes fases durante el año: una de adaptación, la pretemporada, las semanas de entrenos duros y las semanas de competición y post competición y adaptar los entrenamientos a cada momento del año para conseguir tu mejor pico de forma varias veces al año, ya que siempre no vas a poder estar en tus mejores condiciones.

El descanso es fundamental

Por último es fundamental que tengas en cuenta que para entrenar como un atleta de alto rendimiento también debes aprender a descansar como un atleta de alto rendimiento. Si entrenas mucho y no descansas nunca no vas a asimilar los entrenamientos ni lograrás descansar tu mente. Es fundamental dormir entre siete y ocho horas al día, aprender técnicas de relajación para descansar bien y dedicarte a otras cosas que no estén relacionadas con tu deporte para conseguir desconectar. Si lo necesitas puedes contactar con un coach motivacional que te ayude a gestionar estos momentos y te permita recuperar mejor y por tanto continuar aumentando tu rendimiento.

Además también es básico realizar masajes de descarga y acudir al fisioterapeuta al menos una vez al mes si vas a entrenar como un atleta de alto rendimiento porque de lo contrario tu cuerpo se acabará quejando y no conseguirás mejorar en tu rendimiento deportivo ni alcanzar todas tus metas.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter