Divorcio contencioso: cómo conseguir las pruebas necesarias

Si tu pareja no está de acuerdo con el divorcio tendrás que realizar un divorcio contencioso. Para lograrlo con éxito es importante tener en cuenta que deberás contar con algunas pruebas necesarias para conseguir que el procedimiento tenga éxito. En este artículo te presentamos algunos consejos para conseguir las pruebas necesarias para poder iniciar y completar un divorcio contencioso.

Cómo conseguir las pruebas necesarias para un divorcio contencioso

¿Quieres divorciarte pero tu pareja no está de acuerdo? En este caso deberás iniciar un procedimiento de divorcio contencioso. Si bien lo mejor que puedes hacer es intentar conseguir un divorcio de mutuo acuerdo por tu propio bien, por el de tus hijos y por el de tu pareja en diferentes casos esto no es del todo posible. Es en estos momentos cuando debes tener en cuenta sobre todo la duración del divorcio porque con el divorcio contencioso este procedimiento siempre suele ser más largo.

Hace algunos años, hasta la reforma que introduce la nueva Ley 15/2005 era necesario acudir a unos buenos profesionales como Doverty para conseguir pruebas para poder pedir el divorcio alegando las diferentes causas que se contemplaban para este supuesto en el Código Civil. En la actualidad es posible solicitar le divorcio contencioso sin tener que alegar ninguna causa ni presentar pruebas ya que con la voluntad de uno de los dos cónyuges es más que suficiente para poder solicitarlo.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que debe haber transcurrido al menos tres meses desde que se celebró el matrimonio para poder pedir el divorcio contencioso.

Si necesitas divorciarte con urgencia sin haber superado este margen de tiempo será fundamental acreditar con pruebas la existencia de algún tipo de riesgo para la integridad física, para la vida, para la libertad, para la integridad moral o para la indemnidad sexual del cónyuge que ponga la demanda o también de los hijos del matrimonio o de cualquiera de las personas del matrimonio. Para conseguir estas pruebas se puede solicitar ayuda a unos buenos profesionales, tomar fotografías, ubicar micrófonos y cámaras en el hogar, etc. ya que estas formas de obtener las pruebas serán consideradas válidas por la mayoría de jurados y profesionales a la hora de solicitar un divorcio contencioso aunque todavía no hayan transcurrido los tres meses obligatorios tras la celebración de la boda. El procedimiento de divorcio contencioso se encuentra regulado en los artículos 769 y 770 de la denominada Ley de Enjuiciamiento Civil.

Para poder presentar la demanda e iniciar el procedimiento de divorcio contencioso se debe incluir algunos documentos. Estos son la certificación de inscripción de matrimonio, la certificación de nacimiento de los hijos en caso de que existan, los documentos que fundamenten por qué se quiere solicitar el divorcio contencioso y también si se van a solicitar medidas patrimoniales es fundamental escoger los documentos que vayan a acreditar la situación económica de los diferentes cónyuges o también en su caso de los hijos (las nóminas, los títulos de propiedad, los certificados bancarios, etc.).

Si una de las partes pone impedimentos para que se puedan presentar todos estos documentos y las pruebas necesarias para iniciar el proceso del divorcio contencioso es posible reclamar los servicios de profesionales como los detectives para conseguir encontrar y poder aportar todos estos documentos para poder iniciar la demanda de divorcio contencioso por los cauces legales establecidos.

Como indicábamos más arriba, el divorcio contencioso es la única opción existente si los cónyuges son incapaces de llegar a un acuerdo. A este tipo de divorcios se les denomina por procedimiento judicial o divorcios contenciosos. En este caso la demanda la presenta sólo uno de los cónyuges a quien le representa un procurador y le asiste un buen abogado. En la demanda se detallarán todas las medidas en relación a los hijos, vivienda, etc. Esta demanda se transmitirá al otro cónyuge que tendrá que contestar en un plazo de 20 días. Una vez contestada la demanda se citará a las dos partes para un juicio oral en el que se presentarán las diferentes pruebas. Finalmente el juez dictará sentencia.

En estos casos es importante tener en cuenta que la documentación que se debe aportar es el certificado literal de matrimonio, el de nacimiento de los hijos, el de empadronamiento, las escrituras y los documentos de propiedad de todo tipo de muebles e inmuebles y los certificados bancarios dónde deben incluirse las cuentas corrientes, los planes de pensiones, los préstamos personales, las hipotecas y otras operaciones bancarias del matrimonio. Asimismo, dependiendo de cada caso es posible que los jueces soliciten también otro tipo de documentos muy diferentes.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter