Tips para ir bien vestidos a reuniones importantes

Aunque a veces desearíamos que no fuese así, lo cierto es que las primeras impresiones cuentan mucho. Estas impresiones pueden acabar modificándose con el tiempo, como, por ejemplo, si conoces a alguien y tienes que pasar mucho tiempo con esa persona, probablemente la primera impresión vaya cambiando paulatinamente. Sin embargo, a veces disponemos de una única oportunidad, y en ese momento la primera impresión es lo único que puede marcar la diferencia.

Obviamente, nuestro discurso puede hacer cambiar de idea al más pintado. Si tenemos buenas ideas, buenos motivos, buenas propuestas, la primera impresión puede variar, aunque tengamos un único encuentro. Pero lo cierto es que, muchas veces, la impresión que causamos de primeras puede condicionar cómo recibirá la otra persona nuestras palabras. No es difícil que una persona se deje llevar por la primera impresión y no sea capaz de atender a otras razones, a veces somos nosotros mismos los que pecamos de ello. En según qué situaciones, puede darnos totalmente igual cómo nos perciben otras personas, y la primera impresión que causamos resulta irrelevante. Sin embargo, hay otros contextos en los que tenemos que cuidar nuestra imagen al milímetro para asegurarnos de que causamos el efecto deseado en nuestro interlocutor.

Hay momentos en nuestra vida que pueden resultar cruciales. Seguramente nos encontremos en reuniones de vital importancia para nosotros en más de una ocasión, ya que el resultado de esas reuniones puede hacer que nuestra vida cambie por completo. Es importante saber qué buscamos, qué queremos expresar, y lo que vamos a decir. Pero también es importante cuidar de la imagen que van a recibir en un primer momento las personas con las que vamos a encontrarnos. Tal vez estamos hablando de una entrevista de trabajo, o de pedir un préstamo, o incluso de conseguir una beca que puede ayudarte a estudiar la carrera de tus sueños. Sea como fuere, es innegable que la apariencia suma puntos, y por eso vamos a darte una serie de consejos para ir bien vestido a reuniones importantes y asegurarte, así, la primera impresión.

Consejos de vestuario para reuniones importantes

Si estás preparándote para la reunión más importante de tu vida, seguramente llevas horas mirando fijamente el armario, pensando qué deberías ponerte, qué combina mejor, qué impresión dará un color u otro, qué zapatos llevar… Parece una tontería, y habrá quien piense que es superficial, pero lo cierto es que la ropa que llevamos a una reunión importante dictamina en gran parte cómo va a salir esa reunión. Nuestra forma de vestir dice mucho de nosotros, y si la persona con la que vamos a reunirnos no nos conoce, nuestra ropa será lo primero que le diga algo sobre nuestra personalidad. Cuidar nuestra estética es más importante de lo que parece, por eso voy a darte unos consejos para que vayas bien vestido a una reunión en la que te juegas tu futuro.

Ropa limpia. Un básico, pero hay quienes no recurren a esta opción como deberían. Si estás pensando en coger una prenda de ropa que te pusiste ayer, no lo hagas. Utilizar ropa que esté recién limpia te hará sentir mejor con tu aspecto, y evitarás cualquier riesgo de presentar alguna mancha en la que no hubieses reparado antes. Si llevas mucho tiempo preparándote para esta reunión, te recomiendo lavar la ropa que has escogido la misma semana.

Plancha tus prendas. Dependiendo de la ropa que llevemos, a veces es irrelevante que planchemos la ropa o no. Hay gente que plancha solo las camisas, pero si vas a llevar traje es también importante que planches el pantalón y la chaqueta. Da un aspecto aseado, pulcro y responsable, y todo eso se verá reflejado en la impresión de tus interlocutores.

Entiende el contexto. Una reunión importante puede abarcar muchos objetivos. Si estás haciendo una entrevista de trabajo, lo mejor será que entiendas cuál es el ambiente de la oficina y vistas acorde. Así evitarás ir demasiado desaliñado, pero también demasiado arreglando, dando la impresión de ser algo presuntuoso. Si lo que vas a hacer es pedir un préstamo, ya sea a tu banco o a empresas como Prestamistas.es, que te pone en contacto con prestamistas particulares, lo ideal es elegir un vestuario que demuestre que eres una persona responsable y capaz de hacerte cargo de un préstamo. Un traje bien planchado, con corbata, dará la impresión de que tomas en serio su dinero y te hará ganar puntos. Y si, por ejemplo, vas a pedir una beca, no hace falta que lleves traje. Lleva ropa informal pero elegante, que dé a entender que entiendes la importancia de una beca de estudios, pero que no resulte ostentosa.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter