Cómo abrir una maleta bloqueada sin llave si estás de viaje

Si estás de viaje y has tenido algún problema con tu maleta y no consigues abrirla esto puede convertirse en un serio problema si no sabes cómo actuar. En este artículo te contamos cómo abrir una maleta bloqueada sin llave si estás de viaje. Sigue leyendo para conocer los mejores consejos, tips y recomendaciones para abrir una maleta bloqueada sin llave cuando estés de viaje.

Cómo abrir una maleta bloqueada sin llave si estás de viaje

Sin duda una de las peores situaciones que te pueden suceder si estás de viaje es perder la llave de la maleta. En estos momentos puedes pensar que no tienes nada que hacer y que no conseguirás acceder a tus cosas a no ser que rompas completamente tu maleta o esperes a llegar a casa si es que allí cuentas con una llave de reserva.

Si te ha sucedido esto no deberías preocuparte tanto porque como leemos en el artículo cómo abrir una maleta bloqueada, es posible recuperar tus pertenencias incluso aunque las llaves se te hayan quedado dentro de la maleta.

Para abrir una maleta bloqueada sin llave si estás de viaje puedes usar por ejemplo el truco del bolígrafo para abrir la cremallera de tu maleta sin dañarla. Es una gran opción porque no la estropearás y podrás seguir usándola de forma sencilla y eficiente después de encontrar las llaves. Ahora bien, al conseguir abrirla usando únicamente un boli y forzando un poco la cremallera enseguida te das cuenta de la de veces que habrán abierto tu maleta en aduanas o en cualquier vuelo y ni siquiera te habrás enterado.

Para abrir tu maleta bloqueada sin usar la llave si la has perdido, te la has dejado dentro o no puedes encontrarla te recomendamos llevar la cremallera hacia el lado de la maleta. A continuación, desde el centro de la maleta tendrás que introducir la punta del boli. Por ejemplo te recomendamos los bolis BIC, que van muy bien para este tipo de operaciones. Debes ubicar el boli siempre entre la costura de la cremallera y presionar sin miedo. No debes tener miedo de que se rompa ya que se trata de bolis resistentes que conseguirán desacoplar los dientes de la cremallera de forma eficiente antes de romperse.

Cuando tengas este punto listo habrás podido abrir tu maleta y recuperar todas tus cosas. Una vez hayas localizado las llaves dentro podrás cerrar la cremallera de nuevo arrastrándola de forma sencilla por la costura. Si la has forzado mucho probablemente tendrás que hacer un tirón final pero por norma general no tendrás problemas para devolverla a su estado perfecto y poder seguir usándola como siempre.

Por otro lado, si tu maleta está bloqueada pero funciona sin llave y tienes que abrirla y te encuentras de viaje deberías seguir los siguientes pasos. Primero que nada debes valorar si cuentas con el código que necesitas para desbloquear la maleta si se trata de u tipo de maleta con funcionamiento de código. Si has olvidado el código y necesitas desbloquear tu maleta no te queda otra que ir comprobando todas las combinaciones desde el 0 hasta el 999 para poder dar con la combinación correcta. Es un proceso lento pero como mucho te costará media hora, con lo que si de verdad necesitas abrir tu maleta es un tiempo que no te costará nada invertir.

Ahora bien, en este caso resulta fundamental que no te saltes ni un sólo número porque si lo haces tendrás que empezar de nuevo (o si te descuentas) para conseguir abrir tu maleta de forma eficiente.

Asimismo, cuando consigas encontrar la combinación correcta y abrir tu maleta bloqueada es fundamental que apuntes la clave en un lugar muy seguro. Otra alternativa interesante puede ser el cambiarla por otra que vayas a recordar de forma más sencilla. Esta decisión dependerá de cada persona según lo que le sea más sencillo y práctico recordar.

Las maletas de este tipo pueden funcionar con ruedas verticales u horizontales así que no te olvides de tener estos puntos en cuenta para escoger tu maleta perfecta. Asimismo, para que no te vuelva a pasar este problema de bloqueo con tu maleta no te olvides de cambiar la combinación siempre con la maleta abierta para recordar el nuevo número y evitar contratiempos antes de volver a cerrarla.

Si se trata de una maleta sin cremallera la palanca se debe mover siempre hacia la posición más baja e ir girando las ruedas hasta que éstas se fijen en el código que quieras elegir para devolver la palanca al final a la posición inicial.

En cambio, en las maletas con cremallera se suele incluir un botón más pequeño que debe mantenerse pulsado mientras se van girando las ruedas numéricas y se incluye la combinación que se quiere escoger. Si la maleta no lleva botón habrá que mover la pieza hacia dónde indique para poder introducir la llave.

Finalmente volvemos a reseñar la importancia de guardar la llave siempre en sitios que recordemos y sean seguros y que elijamos claves sencillas de recordar para nosotros, pero complicadas para los demás para que nadie pueda abrir nuestra maleta de forma muy rápida cuando se la encuentre o quiera coger alguna cosa sin nuestro permiso.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter